Viento solano

By on 4-06-2014 in 1 - Poesías y Canciones

Sopla, sopla, el viento norte

Esta noche va a nevar.

¿Qué va a hacer el jilguero? El jilguerito, ¿qué hará ?

Se sentará en el granero y allí se calentará.

En el manto de las alas su cabeza esconderá.

¡Pobrecito jilguerito!

¡Vuela, que te vas a helar!

Anónimo

Viento solano

Sopla, viento del este, que aquí nada se mueve.

La tierra está esperando sentir tu paso alegre.

Los árboles se han puesto de puntillas por verte.

No te demores. Sopla, llega, viento del este.

Escúchame. Te llamo desesperadamente.

José Agustín Goytisolo

 

 

Alejandro Casona


La niebla

Rodando por el monte bajó la niebla al campo.

Se enredó en las aliagas, se despeinó en los álamos, se prendió en los espinos, se recostó en los pastos.

Dejó todo el paisaje con los ojos vendados.

 


Poesía

¿Dónde va de mañana la niña blanca, si la nieve ha cuajado por la montaña ?

Cuando sube a la sierra la blanca niña, en arroyos la nieve huye de envidia.

No corráis, vientecillos, con tanta prisa, porque al son de las aguas duerme mi niña.

Anónimo

La ronda

Haciendo la ronda se nos fue la tarde.

El sol ha caído; la montaña no arde.

Pero la ronda seguirá aunque en el cielo el sol no está.

Gabriela Mistral


 


Caen del cielo

Del cielo caen copos de plata, rayos de luna, luz escarlata, cristales de agua, vientos suaves, nubes de plomo, bandas de aves, cae la noche, la sombra crece, nacen estrellas.

Cuando amanece todos admiran, maravillados, flores posadas sobre los prados.

 

Lope de Vega


Cantar

Montañas heladas y soberbios riscos, antiguas encinas y robustos pinos, dad paso a las aguas en arroyos limpios que a los valles bajan de los hielos fríos. Canten ruiseñores y con dulces silbos sus amores cuenten a estos verdes mirtos. Fabriquen las aves con nuevo artificio para sus hijuelos amorosos nidos.

 


 

Tormenta

Ya viene doña Tormenta; ya viene con su tormento, y a los negritos de Cuba les pone el flequillo tieso.

En los cipreses, los búhos.

En los pinos, las lechuzas.

En los álamos, los grajos.

En las escobas, las brujas.

¡Abracadabra!

¡Patas de cabra!

¡Todos lo gritan!

¡Todos lo hablan!

Los pájaros vuelan sobre la montaña.

Gloria Fuertes


Todos los percebes en las peñas cantan.

Todas las gaviotas sobre el mar aguardan á doña Tormenta con su lluvia larga, con sus rayos negros, con su capa blanca.

Gusanos de seda mueren en las ramas, bajo la tormenta del Abracadabra.

Los buhos tiritan debajo del agua.

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: