Cestos

By on 1-02-2016 in 11 – Hazlo tú Mismo, Regalos y sorpresas

Un cesto de papel

Dobla una hoja de papel por la mitad, en el sentido de la longitud. Luego dóblala otra vez. Ahora despliega la hoja y vuélvela a doblar por la mitad en el sentido de la anchura. Dóblala otra vez. A continuación, desdóblala y tendrás marcados seis pliegues (fig. 1).

Pliega la hoja por los dobleces transversales (fig. 2), dobla hacia dentro las cuatro esquinas (fig. 3) y hacia fuera los dobleces estrechos (fig. 4). Tira ahora de los bordes y surgirá el cesto (fig. 5).

Haz un asa de papel y pégala al cesto. Este, invertido sobre la cabeza, servirá también como sombrero de fiesta.



Un cesto cónico

Materiales:

• papel recio • cinta o cuerda • un plato • un lápiz • pegamento

Emplea medio círculo de papel para hacer el cesto cónico. Para conseguir este medio círculo, dibuja un círculo completo utilizando el plato como modelo. Recorta el círculo y dóblalo en dos. Córtalo por el pliegue en dos partes (fig. 1).

Enrolla el semicírculo en forma cónica y encólalo (fig. 2).

Emplea una cinta o una cuerda para construir el asa. Adhiere con pegamento los extremos del asa (fig. 3).

Decora el cesto a tu gusto.

Otros tipos de cestos

El fondo de una caja de cartón sirve muy bien como cesto. Un plato de cartón también sirve para ello.

Con tiras de papel crespón puedes adornar esos cestos de mimbre o plástico que sirven para llevar fresas. Para hacer las asas, utiliza limpiapipas.

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: