Cinturones y corbatas trenzadas

Cinturones y corbatas trenzadas

Corta tres trozos de cuerda o hebras de lana de la misma longitud. Pega o clava uno de los cabos de cada cuerda al extremo de una mesa. Las cuerdas deben estar separadas a la distancia de un dedo.

 

Procede del siguiente modo:

A: la cuerda 3 pasa sobre la cuerda 2.

B: la cuerda 1 pasa sobre la cuerda 3.

C: 1 i cuerda 2 pasa sobre la cuerda 1.

Continúa trenzando de este modo hasta llegar al final de la cuerda. Mantén la cuerda tensa o floja, según cómo quieras obtener la trenza. Cuando hayas terminado, desata las cuerdas de la mesa y anúdalas en ambos extremos.

Si lo deseas, para que la trenza sea más gruesa, puedes usar dos, tres o más cabos de lana o cuerda. Antes de empezar a trenzarlos, asegúrate de que los agrupas en tres ramales.

De este modo podrás hacer cinturones, correas para perros, etc.