Delantales para el juego o el trabajo

Delantales para el juego o el trabajo


Materiales:

  • una toalla
  • cinta
  • aguja e hilo
  • tizas de colores

Delantal para cocinar al aire libre

Pide una toalla a tu madre. Antes, asegúrate de que tiene las medidas adecuadas a la persona que va a llevar el delantal.

Corta la cinta en dos trozos. Cose cada uno de estos trozos a una punta de la toalla. Fíjate en la ilustración. El delantal ya está listo.

Si usas una toalla blanca, puedes dibujar cosas en ella con las tizas. Para que los dibujos no se borren, extiende el delantal con el dibujo encima de un trapo mojado y, con ayuda de tu madre, pásale por encima una plancha caliente.



Delantal de costurera o de carpintero

Con toallas también, es fácil confeccionar un delantal de costurera o de carpintero. Para hacer los bolsillos, dobla hacia arriba el extremo inferior de la toalla. Luego cóselo. Observa la ilustración.

Si lo deseas, convierte este bolsillo grande en dos más pequeños cosiéndolo por la mitad con doble línea de puntos. Observa la ilustración.

En el delantal de carpintero puedes hacer tres bolsillos: uno para los clavos pequeños, otro para los clavos grandes y un tercero para los tomillos.