El juego de los animales

By on 1-02-2016 in 11 – Hazlo tú Mismo, Fiestas y reuniones

El zoo

Esconde cacahuetes en diversos lugares de la habitación o del jardín.

Divide a los invitados en tres o cuatro grupos y da a cada uno de éstos un nombre de animal. Uno de los invitados será el guardián del zoo.

Cuando uno délos jugadores encuentra un cacahuete, no debe comérselo, sino que tiene que imitar los sonidos peculiares del animal que representa.

Entonces, el guardián del zoo le da el cacahuete. Vence el grupo que consigue más cacahuetes.

¡Los patos vuelan!

Escoge dos de tus invitados. Uno será el director del juego; otro será el que vigila. El director agita los brazos como si fueran alas, grazna como los patos y dice: “¡Los patos vuelan 1” ¡Entonces, los invitados agitan sus brazos, graznan como patos y dicen lo mismo!

O bien, el director brinca y dice: “¡Los conejos saltan!” Y entonces todos los invitados saltan y gritan: “¡Los conejos saltan!” Pero si el director dijera: “jLos patos maúllan!” o “jLos conejos ladran 1”, los invitados no deben imitarle. El que agite sus brazos o salte cuando no debiera, pasa a ser el vigilante. Cuando sólo queda una persona, ésta se convierte en el director.

¡Pobre gatito!

Haz que los invitados se sienten todos y elige a uno de ellos para que sea el gato. Éste debe ir hacia otro de los jugadores y maullar tres veces. Este jugador le acariciará tres veces también la cabeza y repetirá otras tantas, sin reírse, las palabras: “¡Pobre gatito!”

El gatito, claro está, debe hacer todo lo posible para que la otra persona pierda la seriedad; puede maullar de un modo divertido o andar como un gato. El invitado que hace de gato va de una persona a otra hasta qué alguien se ríe, el cual pasa a ser el nuevo gatito.

Atreverse a tocar al oso

Uno de los invitados será el oso, otro su guardián.

El oso se sienta en una silla en medio de los invitados. El guardián se pone detrás de la silla.

Los invitados tratan de tocar el oso y volver a sus respectivos sitios sin que el guardián logre tocarlos. Si toca a uno, éste pasará a ser el oso. Si el guardián no logra atrapar a un jugador antes de que toque el oso, entonces éste queda libre y el guardián sé convierte en oso.

En tal caso, se escoge otro guardián y se continúa el juego hasta que todos han hecho de oso.

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: