Recetas para hacer rocas

By on 5-09-2014 in 4 - La Tierra y el Espacio, Rocas, arena y suelo

Tómense varias toneladas de minerales diversos y viértanse en el cráter de un volcán en erupción lenta.

Al cabo de un día, apáguese el volcán y se habrá obtenido una roca porosa de muy poco peso, llamada piedra pómez.

Es una roca ígnea, que significa de fuego, porque se forma con el fuego y el calor del volcán.

Tómense varias toneladas de rocas desmenuzadas, de guijarros y cantos rodados.

Agítense con mucho viento y mucha lluvia y viértanse en el cauce de un río impetuoso que las convierta en arena y las amontone formando varios estratos.

Déjese correr el río durante millones de años.

Al cabo de este tiempo se habrá obtenido en el fondo del río una roca hecha de capas de arena llamada arenisca.

Es una roca sedimentaria porque se forma por sedimentación de unas capas sobre otras.

Tómense grandes cantidades de rocas sedimentarias o rocas ígneas

y cúbranse con muchas toneladas de tierra y piedras.

Caliéntense con los gases ardientes que salen del interior de la Tierra y se habrá obtenido una roca llamada mármol, o una llamada pizarra o una llamada gneis.

Son rocas metamórficas, que quiere decir que cambian de forma,

porque proceden de otras rocas

que, sometidas al calor y a la presión, han cambiado de forma.


 


 

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: