La vida de u na oca canadiense

By on 5-28-2014 in 5 - Los Animales, Aves

 


 

En primavera, una pareja de ocas se picotean mutuamente, como buenos amigos. La hembra, a la izquierda, pronto pondrá huevos.


 



La hembra hace un nido de hierba y plumas, pone en él los huevos y los calienta.


¡Cuidado! Un animal se acercaj La oca bate sus alas y se pone a graznar. El animal se asusta y se va.



Al cabo de un mes, una oca pequeña, mojada y débil, sale del huevo y entra en el mundo.

Pasa la página para conocer el final de esta interesante historia.

Las pequeñas ocas pueden nadar casi enseguida de nacer. Cuando tienen un día, abandonan el nido para darse un paseo.

Las pequeñas ocas nadan y se zambullen sin necesidad de que les enseñen.

Sus padres las protegen mientras nadan.

 

A las dos semanas de nacer, las pequeñas ocas andan torpemente de un lado a otro aprendiendo las cosas de la vida.


 




Hacia el fin del verano, las pequeñas ocas ya tienen dos meses de edad; casi lo suficiente para volar.

En otoño las familias de ocas se preparan para volar hacia el sur. Al año siguiente, las jóvenes ocas estarán ya en condiciones de tener su propia familia.

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: