Crías en la bolsa

By on 5-27-2014 in 5 - Los Animales, Mamíferos

 


 


Canguro gris

 

Un canguro recién nacido mide sólo unos dos centímetros y medio. Un koala mide aún menos. Y una zarigüeya es más pequeña que una abeja.

Estas son las más desvalidas de todas las crías de mamíferos. Pasan los primeros meses de su vida en la bolsa de su madre. No se mueven de la bolsa. Ni siquiera asoman la cabeza. No hacen más que beber leche y crecer.

Después, por espacio de unas semanas o meses, juegan como muñecos con su madre. Pasan parte del tiempo fuera de la bolsa. Pero corren a refugiarse en ella cuando se asustan de algo.

Cuando dejan la bolsa, permanecen con su madre.

Las crías de zarigüeya van con su madre cuando ésta busca comida. Montan a su espalda.

Los pequeños koalas hacen lo mismo. La madre va por las copas de los árboles, comiendo hojas, y la cría va colgada de ella. Está con su madre hasta que tiene un año.

A los diez meses de haber nacido, un pequeño canguro llega a ser mayor que la bolsa de su madre. Entonces va saltando al lado de su madre y permanece con ella hasta que tiene 18 meses.

Aunque estas crías son pequeñas y débiles al principio, crecen hasta convertirse en animales grandes y fuertes. La zarigüeya adulta es tan grande como un gato. El koala mide alrededor de un metro. El canguro adulto es el mayor de todos. Es casi tan alto como un hombre bajo.

El koala adulto va a todas partes con su cría a la espalda.

Koala


 

Zarigüeya


La zarigüeya hace montar sobre ella a todas sus crías.


 

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: