Un mundo de olores

By on 6-05-2014 in 5 - Los Animales, El mundo de los animales

Ardilla voladora

La ardilla puede decir si la nuez es buena o mala sólo con olería.

 

Cuando pasas ante una pastelería lo notas por el olor, aunque no veas el escaparate. No puedes ver el perfume de una señora, pero puedes decir que lo usa. Y sabes que el amigo con quien hablas acaba de mascar un chicle de menta. Tu olfato te dice estas cosas aunque tú no quieras saberlas.

El olfato también les dice muchas cosas a los animales. Generalmente, más de las que tu olfato te dice a ti. Las ardillas huelen las nueces que recogen y saben, sin necesidad de abrirlas, si están buenas o podridas. Prueba si eres capaz de hacerlo tú y verás que no.

Cuando una serpiente busca alimento, saca su lengua que tiene forma de Y. Con la lengua la serpiente puede oler una rata o una rana incluso en medio de un bosque lleno de olores.

Los insectos pueden oler muy bien las cosas, aunque no tengan nariz. Huelen con sus dos antenas móviles. Una mariposa luna macho tiene dos antenas que parecen plumas doradas. Estas antenas pueden oler una mariposa luna hembra a más de un kilómetro y medio de distancia.

El olfato ayuda a los animales a encontrar comida o a encontrar una compañera. El olfato permite a los animales saber si un enemigo está cerca. Cada animal vive en su propio mundo de olores y cada olor significa algo para él.

Culebra del desierto


Cuando una serpiente saca la lengua, está olfateando. La lengua de la serpiente le sirve para oler las cosas.

 

Mariposa luna

Con sus dos antenas como plumas doradas, esta mariposa puede oler a otra que está a un kilómetro y medio de distancia.

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: