Una manera distinta de cazar

By on 6-06-2014 in 5 - Los Animales, El mundo de los animales

 

Una hambrienta serpiente de cascabel se arrastra durante la noche. El animal al que va a cazar no puede verla porque todo está oscuro. La serpiente tampoco puede verle, pero no lo necesita. Tiene otro medio de encontrarle.

En la cabeza de la serpiente de cascabel, debajo mismo de sus ojos, hay dos pequeños hoyos. Con estos hoyos la serpiente puede sentir el calor de los cuerpos de otros animales, aunque no estén muy cerca.

De repente, la serpiente vuelve su cabeza hacia la izquierda. Una rata está cerca y los hoyos de la serpiente de cascabel han sentido el calor del cuerpo caliente de la rata. Sin hacer ruido, la serpiente se acerca, avanza la cabeza y coge la rata con su boca. Los hoyos de la serpiente la han guiado al lugar donde estaba la rata.

 

Serpiente de cascabel y rata de los bosques

Debajo de los ojos, la serpiente de cascabel tiene dos hoyitos. Estos hoyitos le ayudan a encontrar los animales que se come.

 

Mosquito hembra

El mosquito tiene en la cabeza dos antenas que le sirven para encontrar comida.

Un mosquito hembra también puede sentir el calor a mucha distancia. Siente el calor con sus dos antenas. La sangre de los animales de cuerpo caliente es el alimento de los mosquitos hembra. Cuando un mosquito se posa en tu brazo para picarte es porque sus antenas le han dicho que tu sangre está caliente.

Ya sabes cómo cazan los animales guiándose por la vista, el oído y el olfato. Ahora has aprendido cómo buscan la comida la serpiente de cascabel y el mosquito guiándose por el olor de otro animal que está lejos de ellos. Pero es algo del mundo de los animales que sólo podemos imaginar.

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: