La planta que salvó a un rey

By on 6-29-2014 in 6 - Las Plantas, Historias reales y cuentos de ficción

Cardo

El cardo es la flor nacional de Escocia.

Los cardos no son precisamente la clase de flor que a la gente le gusta coger. No son muy bonitos y tienen unas hojas espinosas que pinchan al tocarlas. Además, crecen tan deprisa y en tanta cantidad que son una plaga para los agricultores.

Pero el feo y espinoso cardo es una planta que se respeta en Escocia. La razón de ello se encuentra en la leyenda escocesa que nos dice cómo los cardos salvaron de los vikingos a un rey de Escocia.

Los vikingos eran unos fieros guerreros que procedían de los países nórdicos, Suecia, Dinamarca y Noruega. Los vikingos amaban la guerra y la lucha. Navegaban hacia diferentes países y atacaban sus ciudades y castillos. Con frecuencia, mataban a todos sus habitantes, robaban a los ricos y quemaban todo lo que encontraban.

Una vieja historia cuenta que algunos vikingos desembarcaron en Escocia hace más de mil años. Durante la noche, cercaron el castillo del rey. Todos los ocupantes del castillo estaban durmiendo y no se dieron cuenta de que los iban a atacar.

Alrededor del castillo había un foso, es decir, un hoyo grande y profundo. Generalmente los fosos se llenaban de agua. Así, los vikingos se quitaron las sandalias para atravesarlo. Pero en aquel foso no había agua. Estaba seco y lleno de espinosos cardos.

Cuando los primeros vikingos, con los pies descalzos, pisaron los cardos, se pusieron a gritar de dolor. El ruido despertó a los ocupantes del castillo, que fueron capaces de vencer a los vikingos y expulsarlos. En la actualidad, el cardo es el emblema nacional de Escocia.

One Comment

  1. graias por la informacion

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: