Las “lágrimas” de la ostra

Las “lágrimas” de la ostra

Cuando se te introduce un grano de arena en el ojo, éste comienza a lagrimear, y con las lágrimas sale la arena del ojo. Sin embargo, cuando a una ostra se le mete un grano de arena dentro de la concha, no lo elimina llorando, sino que se protege de él segregando un líquido. Una tras otra, las gotas de ese líquido, que son como lágrimas, se acumulan sobre el grano de arena. Después de varios años, las “lágrimas” han formado una bola lisa y brillante.

Quizá tu madre lleve un collar de esas “lágrimas” de ostra al cuello, pero las llama perlas.


Ostra con perla

Perlas para collares