Una cometa y un puente

By on 4-06-2015 in 8 – Cómo se hacen las cosas, En la calle

Hubo una vez un hombre que quería construir un puente colgante sobre las cataratas del Niágara. Primero tenía que tender un cable metálico de una a otra orilla, y para ello convocó un concurso de cometas. El vencedor sería el primer chico que consiguiera hacer pasar a la otra orilla el hilo de su cometa.

Los espectadores se diseminaron por ambas orillas. El viento agitaba con fuerza las cometas multicolores. La cometa de un niño sobrepasó en su vuelo a las de los demás y terminó por alcanzar el otro lado. El muchacho desenrolló más cuerda con rápidos movimientos y su cometa comenzó a descender. Un hombre en la otra orilla cogió la cuerda y atrajo la cometa hacia el suelo. ¡El niño había ganado!

Unos obreros utilizaron el hilo de la cometa para hacer pasar a través del río cuerdas cada vez más gruesas. Por último, consiguieron transportar una cuerda lo bastante resistente para tender sobre el río un cable metálico. Y cuando éste quedó oscilando en lo alto, ya fue posible construir sobre el río Niágara un puente colgante.

Premium WP Plugins
A %d blogueros les gusta esto: