El coto de Doñana, donde se citan las aves

Posted By Manuel on Jun 28, 2015 |


Europa es el continente que desde hace miles de años ha sido más devastado por la mano del hombre. En ella, la tierra se mide por palmos y la Naturaleza es una y mil veces distorsionada con fines prácticos.

Sin embargo, existe un lugar totalmente salvaje que, desde tiempos muy remotos, ha conservado un tesoro natural inapreciable; este lugar es el coto de Doñana.

Está situado al suroeste de la península ibérica, en el delta del río Guadalquivir, entre el litoral atlántico de dunas móviles y las salobres marismas.

Cientos de miles de patos y gansos forman enormes bandadas, y muchos de ellos invernan allí, en las lagunas de agua dulce, o un poco más lejos, en las marismas, donde se encuentran con el más variado conjunto de aves europeas y africanas: flamencos, garzas, cigüeñas, etc.

La tercera parte de ellas son aves de presa, águilas, buitres, milanos, halcones, que se alimentan de muchos animales pequeños, como son las serpientes, algunas muy venenosas, los lagartos, las ranas, o de mamíferos tales como conejos, liebres, erizos, etc.

Por el bosque hay también muchos ciervos, jabalíes y gamos, pero entre los matorrales acechan el lince, el zorro y el gato montés, que se alimentan de ellos.

El coto de Doñana es un lugar muy bello, un paraíso para el amante de la Naturaleza, y de gran valor científico.