El Puente de Londres

El Puente de Londres

Así era, hace mucho tiempo, el viejo Puente de Londres.

Aspecto del puente de granito de Londres.



El Puente de Londres se construyó en esa ciudad sobre el río Támesis y duró 600 años.

En el transcurso de todos esos años, tal puente sufrió muchos accidentes. Hubo barcos que se estrellaron contra él. El peso del tránsito hizo que se agrietara y se hundiera un poco. Constantemente había que repararlo. El dinero necesario para pagar las reparaciones provenía del alquiler que satisfacían las construcciones edificadas sobre el puente. Pero esas reparaciones eran muy costosas, por lo que se decidió derribarlo y construir otro puente con piedra más fuerte, de granito. Con el tiempo, este puente también empezó a agrietarse y hundirse poco a poco. Otra vez se decidió derribarlo y construir otro, pero ahora de hormigón armado.

El puente de granito fue desmontado piedra a piedra y embarcado hacia los Estados Unidos, donde fue reconstruido sobre un río, en el estado de Arizona.

Dibujo que muestra el puente de Londres en su nuevo emplazamiento en Arizona (Estados Unidos).