Gatos en el anfiteatro

Posted By Manuel on Jun 28, 2015 |


Las ruinas más gigantescas que se conservan en Roma son las del Colosseo, un anfiteatro parecido a un estadio de fútbol, en donde se celebraban las luchas de fieras y gladiadores. En sus graderíos de piedra cabían más de cuarenta mil espectadores.

Con el paso de los siglos, el Colosseo se ha deteriorado mucho. En la actualidad está en ruinas y la hierba crece entre las grietas de las piedras. Pero miles de turistas lo visitan cada año y admiran en él la belleza y funcionalidad de la arquitectura del imperio romano. Ya no hay fieras en el Colosseo, aunque, nadie sabe por qué, sobre los asientos y bajo los arcos corretean día y noche numerosos gatos. Allí juegan, comen y duermen. Estos gatos no tienen dueño, pero hay quien dice que son los animales mejor alimentados del mundo porque todos los visitantes les echan algo de comer.

El Panteón, el Foro y el Teatro de Marcelo son otros antiguos edificios romanos donde abundan los gatos.