Tierras que podrían inundarse

Posted By Manuel on Jun 27, 2015 |


¿Has oído alguna vez el cuento del niño que salvó su pueblo? Se llamaba Péter y vivía en Holanda.

Una tarde, Péter vio que salía agua por un agujero abierto en un dique. Los diques son murallas que impiden que el agua inunde las tierras. Péter sabía que el más mínimo escape del dique podía transformarse de la noche a la mañana en una inundación. Por ello, metió las manos en el agujero para detener el agua.

A la mañana siguiente, los habitantes del pueblo lo encontraron y, después de llevarlo a casa de sus padres, dijeron a éstos: “Demos gracias a Dios, porque vuestro hijo ha salvado nuestras tierras y Él ha protegido su vida”.

En el oeste de Holanda hay muchos diques. Éstos protegen los pólders, es decir, los terrenos de los que se ha extraído el agua.

Para extraer el agua, los holandeses construían primero unos diques en el mar y después instalaban molinos de viento o bombas hidráulicas para desecar el terreno. De este modo, pudieron utilizar la tierra seca, o sea, el pólder, para cultivar tulipanes o hierba para las vacas. Ya ves si era importante el acto de valor de Péter.

En Holanda, los molinos de viento sirven para extraer el agua que invade las tierras.