Una ciudad de canales

Una ciudad de canales

En Venecia, Italia, las calles son canales y por eso no se utilizan automóviles, sino unas barcas especiales de fondo plano que se llaman góndolas.

Esa ciudad está construida sobre un puñado de pequeñas islas arenosas entre las cuales pasan los canales. El mayor de todos, el Gran Canal, atraviesa el centro de la ciudad y divide las islas en dos grandes grupos.

Nadie construyó el Gran Canal: la Naturaleza lo había hecho. Pero sí hubo que construir puentes que lo cruzaran para unir ambas orillas. Se construyeron puentes muy bonitos sobre el Gran Canal. A través de ellos se comunican los distintos grupos de islas. Casas, palacios e iglesias se alinean junto a los canales, y frente a los edificios se colocaron unos grandes postes que parecen de caramelo y sirven para amarrar las góndolas.

Venecia era antes un importante puerto. Actualmente, gran parte de su tráfico comercial se dirige a otros puertos, pero sigue siendo famosa por su belleza y su encanto, sus canales y sus góndolas.

Venecia: el Gran Canal.