Cómo hacer un verdadero periscopio

Cómo hacer un verdadero periscopio

6. Pon el triángulo modelo en la parte superior de la caja y en el mismo lado que la hendidura inferior, con la parte doblada apuntando hacia abajo .. Observa el dibujo. Traza una línea a lo largo del borde inclinado y haz por ella una hendidura.

7. En dirección opuesta al ángulo de la hendidura

superior, dibuja y recorta otra ventana hacia la parte de arriba. Debe estar en el lado de la caja opuesto al de la ventana de abajo.

8. Dibuja y recorta dos pedazos de cartón tan anchos como la caja y un poco más largos que el lado oblicuo del triángulo de papel. Pega un espejo a cada pedazo.

9. Desliza un espejo en la hendidura inferior, enfocado hacia arriba y el otro en la superior, enfocado hacia abajo.

Materiales:

  • un trozo largo de papel parafinado o una caja de papel de plata
  • un pequeño trozo de papel
  • un trozo de cartón delgado
  • cinta adhesiva de cualquier clase
  • tijeras • 2 espejos pequeños
  1. Marca con una “A” el extremo de la larga caja, que será la parte superior.
  2. Traza sobre un pedazo de papel un cuadrado exactamente igual que el extremo de la caja. Recórtalo y dóblalo para hacer un triángulo. Mira el dibujo.
  3. Mantón la caja derecha, con la “A” en la parte superior. Pon el triángulo modelo a lo largo del borde inferior de la caja y con la parte doblada apuntando hacia arriba.
  4. Traza una línea sobre la caja siguiendo el lado oblicuo. Haz una hendidura por ella.
  5. Sobre el lado próximo a la parte baja de la hendidura, recorta una ventanilla cuadrada para mirar por ella.

10.    En el centro de la torreta, corta un círculo un poco mayor que tu periscopio.

11.    Para soporte del periscopio, recorta un círculo de cartón un poco mayor que el de la torreta.

12.    Pon la caja del periscopio sobre este círculo, traza en él una línea que siga el contorno de la caja y corta por ella.

13.    Quita un espejo y coloca el periscopio dentro de este soporte circular. Vuelve a poner el espejo en su sitio.

14.    Coloca uno de los extremos del periscopio por el agujero de la torreta, de forma que el soporte quede fuera de la caja.