Cuadros que puedes tocar y sentir

Cuadros que puedes tocar y sentir


Puedes hacer composiciones artísticas con cosas lisas, nudosas, punzantes, duras, suaves, ásperas, rizadas, etc.

También puedes hacer una composición con muchos trozos diferentes de una misma cosa, como hebras de hilo o retales de tela.

Estas composiciones agradables para verlas y tocarlas se llaman collages.

Puedes recoger piezas para hacer un collage en cualquier parte: en el bosque, a la orilla de un río o incluso en un montón de chatarra.

También será original un collage hecho con tuercas, cortezas u hojas de árbol, trozos de leña y manojos de hierba; o con algodón, botones, lazos y cintas.

Cualquiera que sea el material que escojas, ponlo sobre una hoja de papel grande. Muévelo de un lado a otro, hasta que forme la clase de cuadro que más te gusta. Después, pégalo con cola o sujétalo al papel con grapas o cinta adhesiva. Producirá un bonito efecto decorativo colgado en la pared.