Imprimir con patatas

Imprimir con patatas


Materiales:

  • una patata grande • papel
  • un cuchillo • colores de gouache

Corta una patata por la mitad.

Marca un cuadro, un círculo, un rombo, una “X” o cualquier otro dibujo sencillo en el lado plano de una de las mitades. Si dibujas una letra del alfabeto, hazlo al revés para que al imprimir quede en la posición correcta.

Vacía la pulpa que queda en el interior del dibujo, pero sin ahondar demasiado. Observa el dibujo. Ahora, cuando pongas pintura en la patata, sólo quedará impresa la parte plana que rodea al dibujo.



Cubre el lado plano de la patata con colores de gouache. Presiona contra el papel para que éste quede impreso.

Puedes reproducir el dibujo tantas veces como quieras si antes de cada impresión cubres la patata con pintura.

Otro sistema para imprimir con patatas consiste en cortar la pulpa en tomo al dibujo, rebajando así la superficie alrededor de éste, el cual quedará en relieve. Entonces, cuando pongas pintura en la patata, sólo quedará impreso el dibujo.

Puedes utilizar cada una de las mitades de la patata para un molde distinto.

Prueba a imprimir con corchos de diferentes tamaños, carretes, tapones de botella, gomas de borrar y otras cosas.