La serpiente

La serpiente


Materiales:

•    carretes vacíos • colores a la acuarela y un pincel

•    hilo o cuerda • laca • un botón, un tapón de botella de leche o una pinza de tender la ropa

Para averiguar cuánto hilo o cuerda necesitas para tu serpiente, coloca los carretes en línea recta: la cuerda debe tener una longitud similar a la de tres o cuatro veces la fila de carretes.

Deja un trozo de cuerda en uno de los extremos, para que sirva de cola, y haz un nudo grande con objeto de impedir que los carretes se salgan.

Pasa la cuerda por los carretes. Si tienes unas cuentas, puedes ensartarlas entre cada dos carretes.

Deja un espacio libre en el extremo de la cuerda opuesto a la cola para que la serpiente se mueva arriba y abajo. El largo de este espacio puede ser más o menos el que ocuparían dos carretes; haz otro nudo grande para evitar que los carretes y las cuentas caigan por delante.

Lo que sobra de la cuerda sirve para tirar de ella.

Ata un botón, una pinza de tender la ropa o un tapón corona al extremo de la cuerda para cogerla mejor. Pinta la serpiente y aplica una capa de laca sobre los colores.



Collar de carretes

Materiales:

•    carretes vacíos de cualquier medida • hilo o cuerda

•    colores de gouache y pincel • laca

Pinta los carretes con colores vivos. Cúbrelos con laca para que se conserven brillantes.

Decide si deseas fabricar un collar o un cinturón d carretes. Corta un pedazo de hilo o cuerda que sea un poco más largo de lo necesario para rodear tu cintura o el cuello a fin de que puedas atar los extremos.

Para evitar que salgan los carretes, haz un nudo grande en uno de los extremos del hilo. Ensarta los carretes Cuando estén todos, anuda juntos los extremos del hile Si quieres que tu cinturón o collar resulte más vistoso prueba a colocar botones o cuentas entre los carretes. También puedes hacer collares o cinturones de brillante colorido utilizando botones o cuentas, o ambas cosas a la vez