Pinturas con tiza

Pinturas con tiza


 

Aquí tienes dos formas de pintar cuadros con tiza.

Tiza seca

Pinta con tiza de un color y encima pinta con otra de color diferente. Luego frota con el dedo para mezclar los colores entre sí. Seguramente advertirás que los colores que obtengas son más suaves y agradables a la vista.



 

Tiza con agua

 

También puedes trazar pinturas

brillantes y atrevidas con tiza.

Primero humedece el papel. Deja

que se escurra el agua sobrante de

la página, luego dibuja con la tiza

de color sobre el papel húmedo.

Una recomendación: antes de empezar

a pintar de este modo con

tiza, extiende papeles de periódico

sobre la mesa o superficie de trabajo,

ya que puedes ensuciarlo todo.

 

Cómo preservar de la suciedad

los cuadros hechos con tiza

 

Un buen modo de conservar

los cuadros hechos con tiza

consiste en rociarlos con un líquido

especial deqominado fijador.

Este líquido se compra

eri las tiendas de material de

dib.ujo. El fijador crea una película

sobre la tiza y la mantiene

unida al papel y la preserv

de la suciedad.