El rectángulo áureo

Posted in 12 - Mira y Aprende, Cosas que van juntas


Comparte con amor:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  

Hay una forma especial que utilizan ciertos artistas cuando pintan un cuadro, y también algunos arquitectos cuando trazan los planos de un edificio.

La llaman el rectángulo áureo, es decir, de oro. Naturalmente, ese rectángulo no es llamado áureo por su color. Sin duda, los artistas lo denominan así porque para ellos su forma es tan valiosa como el oro.

Se puede ver la forma del rectángulo áureo en muchos cuadros y edificios.

En esta ilustración, el rectángulo áureo está dibujado en blanco.
Probablemente, el arquitecto que realizó el proyecto del Partenón, famoso templo de la antigua Grecia, se sirvió del rectángulo áureo para hacer más armoniosas las proporciones del edificio.
El rectángulo se ha trazado para marcar una puerta en este célebre cuadro titulado El dormitorio. Tal vez su autor, Pieter de Hooch, se sirvió del rectángulo áureo para su obra.

¿Cómo se forma el rectángulo áureo? Traza un cuadrado y divídelo en dos mediante una línea que pase por el centro. Pon la aguja de un compás en el punto A. Dibuja parte de una circunferencia, de B a C.
Prolonga la línea inferior del cuadrado hasta C, y después la superior hasta que ambas tengan la misma longitud. Une con una recta la línea superior y la inferior, y ya tienes el rectángulo áureo.
Lo puedes utilizar para “poner juntos”, es decir, para componer tus cuadros o tus dibujos.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.