El personal de la clínica

Posted in ¡Mira cómo crezco!, 14 - Cómo soy yo


Comparte con amor:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
Mi madre se fue a casa, pero yo no estoy sola. Siempre hay alguien que cuida de mí.
Una señora toma unas gotas de mi sangre. Gracias al análisis el médico podrá curarme.

En las clínicas y hospitales hay mucha gente encargada de que me ponga bueno en seguida. Las personas que veo con más frecuencia son las enfermeras. Éstas se ocupan en que yo haga lo que manda el médico.

A veces el médico no permite que me levante de la cama. En tal caso, una enfermera me ayudará a comer y a lavarme.

Otras veces el médico me manda al radiólogo para que me haga una radiografía. Una radiografía es como una fotografía de alguna parte del interior de mi cuerpo. Los radiólogos que hacen las radiografías utilizan una máquina muy grande. Mi médico mira la radiografía para saber qué parte de mi cuerpo funciona mal.

La sangre explica muchas cosas acerca de mi organismo. Un practicante toma unas gotas de sangre de mi brazo o de la punta de uno de mis dedos. El practicante utiliza una aguja. Pincha un poco, pero no duele mucho. Los análisis de sangre permiten que el médico sepa cómo cuidarme mejor.

Cuando estoy en la clínica o el hospital hay otras muchas personas que cuidan de mí.

Yo hago lo que las personas que trabajan en la clínica me dicen. Quiero ponerme bueno pronto y volver a casa.

En una habitación especial, me hacen una fotografía especial: una radiografía. No duele.
¿Me van a lavar? ¡Sí!
¡Qué manera tan divertida de tomar un baño!
Me gusta dibujar.
Voy a hacer un dibujo y se lo regalaré a la enfermera más simpática.
Yo estaba enferma, pero ahora ya estoy bien. ¡Adiós, hospital! ¡Adiós, amigos! ¡Hola, papá!
¡Hola, mamá!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.