Ojos y lentes

Posted By Manuel on Ago 13, 2014 |


Incluso en tus ojos hay lentes, pero no puedes ver-las porque son más transparentes que el cristal. En la mancha negra que hay en el centro del ojo hay una lente llamada cristalino. La luz, para penetrar en el ojo, debe pasar antes a través del cristalino. Este, al desviar la luz, te permite enfocar los objetos para que puedas ver una imagen nítida. Cuando miras hacia objetos lejanos, los músculos del ojo hacen que la lente se vuelva más delgada. Mientras que si miras objetos próximos, los músculos del ojo hacen que la lente se vuelva más gruesa.

A veces, las lentes de tus ojos no son capaces de contraerse o dilatarse lo suficiente. Por ello, las imágenes aparecen borrosas y necesitas usar gafas.

Las gafas también son lentes. Cuando el cristalino no se contrae o dilata bastante, las gafas corrigen el defecto.

Dibujo del ojo humano visto de perfil. Cuando enfoca objetos lejanos, el cristalino está poco abombado

Dibujo del ojo humano visto de perfil. Cuando enfoca objetos cercanos, el cristalino está muy abombado

Cuando el cristalino no se contrae suficientemente y no ves con nitidez los objetos lejanos, debes usar gafas con lentes cóncavas, es decir, delgadas en el centro y gruesas en los bordes. Cuando el cristalino no se dilata bastante y no ves los objetos cercanos con claridad, debes usar gafas con lentes convexas, es decir, gruesas en el centro y delgadas en los bordes. Entonces podrás ver las cosas nítidamente.