Para hablar con los amigos

Posted By Manuel on Ago 24, 2014 | 0 comments


Comparte con amor:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  

Grita todo lo que puedas. Una persona situada a más de una manzana de distancia no te oirá.

Pero hay algo que puede hacer que tu voz se oiga, no ya a una manzana de distancia, sino a miles de kilómetros. Es el teléfono.

¿Qué hace el teléfono para conseguir que tu voz se oiga lejos?

Dentro del transmisor (donde tú hablas) hay una pieza delgada de metal que se llama diafragma. El sonido de tu voz hace vibrar el diafragma. Detrás de este diafragma hay unos granos de carbón, pequeños como los de arena.

Las vibraciones del diafragma ponen en movimiento los granos y éstos se agrupan más o menos, según la cantidad de vibración.

La electricidad pasa por estos granos. Cuando están más separados, puede pasar muy poca electricidad entre ellos. Cuando están muy juntos, puede pasar mucha electricidad. La cantidad de electricidad es un reflejo de los sonidos de tu voz.

Mientras los granos del transmisor se mueven en el extremo de la línea por la que tú hablas, las distintas cantidades de electricidad producida circulan por los hilos hasta llegar al teléfono del otro extremo de la línea.

La persona con la que estás hablando tiene el receptor del teléfono en su oído. La electricidad en que se ha transformado tu voz llega a su receptor.

Dentro del receptor hay otro diafragma. Junto al diafragma hay un electroimán, es decir, un imán accionado por la electricidad. Cuando la electricidad de tu transmisor llega al receptor de la persona con la que estás hablando, hace que el electroimán acerque el diafragma. Cuanta más electricidad haya, más se acercará el electroimán. Cuanta menos electricidad, menos se acercará. Estas diferencias de atracción hacen vibrar el diafragma.

La vibración del diafragma hace vibrar el aire situado frente a él. La vibración del aire crea ondas de sonido. Los sonidos son un reflejo de las cantidades de electricidad; y las distintas cantidades de electricidad son reflejo de los distintos sonidos de tu voz.

Así, lo que oye la persona a quien hablas es una copia de las ondas de sonido de tu voz.

No tienes que gritar ni para hablar a larga distancia.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Visit Us On InstagramVisit Us On FacebookVisit Us On TwitterCheck Our Feed