Cabeza fogosa, cuerpo de madera

Posted in 8 – Cómo se hacen las cosas, En la cocina


Comparte con amor:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  

Soy una cabeza fogosa. Si me frotas en la forma debida, me inflamo. ¿Qué soy?

Una vez formé parte de un árbol. Pero alguien cortó el árbol para confeccionar tablas de madera, las cuales fueron divididas después en millones de palitos.

Yo soy uno de éstos.

Pero soy un palito especial. Primero una máquina me roció, a mí y a todos mis compañeros, con cierto producto químico. Cuando éste, que formaba una masa, se secó, quedé dispuesto para encenderme: basta que alguien me frote contra el costado de una caja de cerillas.

En efecto: ¡soy una cerilla!

Sin embargo, recuerda: ten mucho cuidado conmigo.

¡Soy una cabeza fogosa! ¡Si me rozas, me inflamo!


Cerillas cortadas de la madera

 


Empaquetado de las cerillas

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.