Cada vez más reducidos

Posted By Manuel on Abr 21, 2015 |



Computadora antigua


Computadora «moderna»

Antes de que nacieras, los aparatos de televisión eran tan grandes y voluminosos que se dejaban fijos en un sitio determinado. Pero los fabricantes siguieron estudiando la forma de reducir los distintos componentes de esos aparatos. Hoy se fabrican receptores portátiles de TV que pueden llevarse a cualquier parte.

Lo mismo ha pasado con los ordenadores electrónicos. Los que se construían hace más de cincuenta años eran grandes, enormes, y trabajaban muy lentamente. Desde el día en que se inventó el primer ordenador se ha tratado de hacerlos más pequeños y rápidos.

El primer ordenador electrónico llevaba unos interruptores mayores que tu dedo medio. Pero los ingenieros encontraron el sistema de construir interruptores que hacen lo mismo y no son mayores que la cabeza de un alfiler.

Los componentes de los ordenadores electrónicos se construyen cada vez más pequeños, y así esos ordenadores funcionan con mayor rapidez porque la electricidad debe recorrer menos camino.

¿Por qué los científicos tratan de conseguir ordenadores cada vez más pequeños y más rápidos? Porque así caben en menos espacio y pueden resolver problemas mayores en menos tiempo.

Pero los científicos que trabajan con ordenadores sueñan construir un ordenador tan pequeño y poderoso como el cerebro humano.