De la arena al cristal

Posted in 8 – Cómo se hacen las cosas, En la cocina


Comparte con amor:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  


Máquina para soplar el vidrio

¿Has vertido alguna vez leche en la arena? Sí, muchas veces; es lo que haces siempre que viertes leche en un vaso. En efecto: el vidrio está compuesto de arena en su mayor parte.

Los fabricantes de vidrio usan una mezcla de arena blanca muy fina con unos productos químicos en polvo, sosa y cal. Esa mezcla, cocida a altas temperaturas en unos grandes hornos, se convierte en vidrio fundido.

El vidrio líquido va a parar entonces a una máquina que inyecta aire y da forma a centenares de vasos en pocos minutos.

Después, cada vaso emprende un viaje sobre una cinta de metal hacia un largo y estrecho homo. Pero este homo es muy distinto de los demás. En él, los vasos se calientan primero y se enfrían después lentamente para hacer que el vidrio sea menos frágil y no se rompa con facilidad.


Camino del horno

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.