Juguetes hechos de carbón y gas

Posted in 8 – Cómo se hacen las cosas, Juguetes


Comparte con amor:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  

Hay muchos juguetes hechos de un plástico duro, pintado de colores brillantes, que se llama poliestireno. Este material era antes carbón y gas invisible.

Tanto el carbón como el gas natural se extraen del suelo: ambas cosas pueden transformarse en distintos líquidos y gases. Uno de los líquidos que proceden del carbón se llama benceno. Uno de los gases procedentes del gas natural se llama etileno.

Las fábricas de plástico compran benceno y etileno, los mezclan y forman un líquido. Después agregan a éste unos productos químicos y el líquido se vuelve duro y claro como el cristal. Ahora ya es poliestireno. Si el fabricante de plástico desea un poliestireno de determinado color, antes de calentar el líquido lo mezcla con un colorante en polvo.

El plástico ya endurecido se tritura en una máquina hasta quedar convertido en pequeñas bolitas. Algunas fábricas compran grandes cantidades de estas bolitas y las convierten en juguetes.

El plástico triturado se calienta hasta que se derrite y convierte en un líquido espeso. Mediante procedimientos mecánicos, se vierte este líquido en moldes de distintas formas. En menos de un minuto, el líquido de los moldes se enfría y se endurece. Las piezas así obtenidas se repasan y montan y ya puedes divertirte con los juguetes.

Estas bolas de plástico están hechas con carbón y gas.


El plástico se calienta en las máquinas de moldear y es transformado en líquido. Este líquido va a unos moldes en los que se enfría y después se endurece otra vez. Del molde salen las piezas del juguete terminadas. Sólo falta montarlas.

Con el plástico se hacen juguetes de muchas formas


Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.