Pensar con interruptores

Posted By Manuel on Abr 21, 2015 |


La mayor parte de los ordenadores son máquinas que funcionan diciendo solamente SI y NO. Dicen SI y NO millones de veces en un segundo y se valen para ello de innumerables interruptores. Estos sirven para que el ordenador “razone” leyendo un código compuesto de SI y NO.

A nuestro alrededor vemos varios géneros de interruptores de esta clase, del tipo SI-NO. Cuando mueves el interruptor para encender una lámpara, es como si lo pusieras en situación de “luz-SI”. Cuando lo pulsas de nuevo para apagarla, la posición es de “luz-NO”.

También el semáforo puede considerarse como un interruptor SI-NO: cuando la luz es verde y se puede pasar, es como si el interruptor estuviera en posición SI. Con luz roja y el paso cerrado es como si el interruptor estuviera en la posición NO.

Con los numerosos interruptores de un ordenador se puede representar en código casi todo lo que se quiera.

En un problema de aritmética, con los interruptores SI-NO se puede crear un código de números. Un interruptor en la posición de NO representa el 0. Un interruptor en la posición de SI representa el 1. Un interruptor sobre el SI y otro sobre el NO al mismo tiempo representan el 2. Dos interruptores sobre el SI representan el 3… y así en adelante.

Además, con el ordenador es posible resolver problemas en los cuales haya palabras en lugar de números. Para representar esas palabras se puede utilizar un código de letras empleando el SI y el NO, del mismo modo que en el telégrafo Morse sólo se emplean los puntos y las rayas.

Cualquier clase de problema puede ser reducido, con ayuda de un código, a SI y NO, y el ordenador lo resuelve “leyendo” la posición SI o NO de sus propios interruptores.