Un barco en una botella

Posted By Manuel on Abr 12, 2015 |


Hay barcos que navegan por el mar, otros que cruzan lagos, otros que flotan en una bañera y otros que permanecen inmóviles… dentro de una botella. Pero, ¿cómo pueden meterse?

Si deseas introducir en una botella un pequeño modelo de nave, tienes que construirlo antes fuera de la misma. Una vez terminado, fija los palos en sus lugares respectivos, pero colocándolos horizontalmente sobre el puente. Después, ata un hilo al extremo del mástil.

Ahora bien, la nave ha de ser tan pequeña que el casco pueda entrar por el cuello de la botella. Cuando ya está dentro, un tirón del hilo levanta el mástil, el cual arrastra consigo el aparejo y éste, a su vez, endereza los demás palos.