Un poco de cera y un poco de cordón

Posted By Manuel on Abr 12, 2015 |


Para fabricar una vela se coge un cordón de hilo o algodón y se sumerge en un bote de cera fundida. Se sumerge una, dos, tres y muchas más veces, y el cordón, mecha o pabilo se cubre de una espesa capa de cera.

La capa de cera que se forma alrededor del cordón es una vela, bujía o candela.

Si se desea fabricar otra clase de velas, la cera líquida se va vertiendo en moldes de formas caprichosas o que representan algo. Estos moldes están partidos por la mitad. Una vez que la cera se ha endurecido se unen las dos mitades iguales, después de haber introducido un cordón en el medio.

Todavía se confeccionan otra clase de velas cuando se vierte la cera líquida en una máquina llena de profundos agujeros. Por el centro de cada agujero se pasa un cordón y en seguida se van llenando uno tras otro. Cuando la cera se ha endurecido, un mecanismo saca los cordones convertidos en largas velas.