Los zapatos del payaso

Posted By Manuel on Abr 21, 2015 |


La misión de un payaso es hacer reír. Para suscitar la risa, el payaso lleva grandes zapatones que le hacen parecer todavía más ridículo. Camina ondeando como un pato, se para, se inclina, le vemos inclinarse otro poco, y sigue aún inclinándose más y más hasta que parece que va a caerse. Pero no se cae. ¿Cuál es el secreto de sus zapatos?

En la suela lleva unos ganchos de metal que se fijan a otros clavados en el suelo. Cuando el payaso se encuentra en el sitio exacto, se inclina hacia delante, hacia atrás o hacia cualquier lado porque los ganchos de sus zapatos fijados en los del suelo le impiden caer.


El funámbulo anda sobre un alambre colocado a mucha distancia del suelo.

A cada paso, el funámbulo oscila, mueve los brazos, se inclina, desplaza el peso de su cuerpo de un lado a otro y curva la punta de los dedos de los pies mientras se mantiene en equilibrio sobre el alambre.

Para mantener ese equilibrio, calza unas zapatillas de piel que le permiten sentir el alambre bajo sus pies y asegurarse a cada paso de que éstos los tiene bien colocados.