Para el que no sabe idiomas

Posted in 9 - Qué hace la gente, Micrófonos, auriculares y altavoces


Comparte con amor:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  

En las Naciones Unidas

Delegados procedentes de muchos países se reúnen en las asambleas de las Naciones Unidas. No todos hablan el mismo idioma. Pero todos pueden entender lo que el orador está diciendo, gracias a la traducción simultánea.

En cada sala de las Naciones Unidas hay una red de auriculares y micrófonos instalados en los asientos. Los asistentes se colocan el auricular y dan vueltas a un mando hasta que oyen a alguien que habla en su idioma.

Las voces que se oyen son las de los intérpretes. Estos escuchan lo que dicen los oradores y lo traducen inmediatamente a otro idioma.

En clase

En muchas clases, los profesores utilizan auriculares y micrófonos para enseñar a sus alumnos un idioma extranjero.

Primero, el alumno se pone el auricular y escucha una cinta en la que está grabada una voz que recita una lección en lengua extranjera.

Después, el alumno habla por el micrófono tratando de repetir las palabras extranjeras, pronunciándolas tal como las ha oído. La grabadora imprime en una cinta lo que el alumno dice.

El alumno escucha entonces su grabación y la compara con la otra para comprobar si ha pronunciado las palabras extranjeras correctamente.

Si ha cometido errores, los oye por los auriculares y en un próximo intento trata de corregirlos.

El profesor dispone también de auriculares y micrófonos. Oye a los alumnos cuando practican y habla con ellos para corregirlos, estimularlos y solucionar sus problemas.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.