Para limpiar trenes y coches

Posted By Manuel on May 5, 2015 |


Cuando un coche se cubre de barro, se ensucia o se llena de polvo, el propietario lo lleva a un garaje para lavarlo.

El empleado de servicio lava el coche dándole una ducha con una manguera y limpiando la suciedad con un cepillo. A veces emplea cepillos de mano, pero otras hace su trabajo una máquina provista de grandes cepillos giratorios a modo de ruedas. Mientras giran, esos cepillos van frotando enérgicamente los lados y el techo del coche. Otros cepillos más pequeños limpian las ruedas.

Los trenes y autobuses se limpian también haciéndolos pasar lentamente por duchas de agua y por grandes cepillos que frotan los lados.