Destruido, pero no olvidado

Destruido, pero no olvidado

Durante la Segunda Guerra Mundial, bombas alemanas y aliadas cayeron sobre muchos edificios de Europa. En Viena (Austria), el Teatro de la Opera fue uno de los edificios que quedó casi totalmente destruido por las bombas. Éstas derrumbaron el techo, destrozaron el escenario y la platea e incendiaron el vestuario y los decorados. Sólo quedaron en pie los muros exteriores […]

Read more